2015 al aparato

En estos días en los que el mundo parece una portada de revista. En estas semanas de noticia carnavalera y jarana marbellí. Durante estas jornadas en las que te topas con caricaturas suculentas de la vida diaria (ver foto), una se ve obligada a hacer el alto en el camino.

Pues menudas condiciones. Así no hay quien recapitule con decencia. Tenemos el arte destrozado, empotrado contra una señal de prohibido, al lado de los tuertos, las pechotes, los bigotes y los coletas. En estos días el mundo se me antoja una partida de “Quién es quién”.

Cuando tomé esta instantánea tan sorprendente, pensé que tal vez reivindicara una metáfora exacta de lo que está pasando en este país. Vivíamos aletargados y de repente nos cambiaron el Matrix. Y con estos modales, oiga. Que no es plan.

Al menos, como decían, nos queda la palabra. Pero ese “al menos” no me anima a conformarme.

Todos brindamos deseando un 2015 más próspero, menos humillante y, ante todo, más justo. Un año en el que lucir nuestra sonrisa Profident.

Porque de veras queremos hacerlo. Podemos apretar muy fuerte los párpados y pedir el deseo: una sonrisa de esas tan grandes que parecen el logotipo de Risi. Pídela para Reyes. Hazlo, en serio. En este país la risa nunca sobra.

Qué sería de nosotros sin el humor y las playas de Benidorm. Doy todos los días las gracias por nuestro ADN incombustible. De ese que no se calcina. El del anuncio de Campofrío.

Desde esta patria de Gila, brindo por todos vosotros y os deseo un año impecable. Y al enemigo, pues que se ponga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s